Edit

Acerca de nosotros

Somos una Asociación Solidarista líder en innovación y diversificación de productos financieros y de servicios, que busca el desarrollo integral de sus asociados y familiares en un marco de justicia, paz, respeto y armonía obrero patronal.

Información de contacto

Contáctenos al

Contáctenos al

2552-3787

Preguntas Frecuentes

Hay que tener presente que el régimen solidarista es una forma muy específica de capitalización a favor del/la asociado/a, para la cual se fijan el porcentaje del ahorro del empleado y el del aporte patronal de la institución. Este último debe administrarse conforme se establece en el artículo 21 de la Ley 6970, considerándose como un gasto, según lo especifica el artículo 22 de dicha ley. Por lo tanto, cuando el empleado sale de la institución, debe entregársele el aporte patronal, junto con sus otros derechos económicos en la asociación, pues, dentro del concepto de igualdad de derechos y obligaciones, que se

De acuerdo con las Regulaciones de Política Monetaria del Banco Central de Costa Rica, emitidas en la sesión de su Junta Directiva, del 20 de mayo de 2009, organizaciones que captan recursos, como las asociaciones solidaristas, deben establecer la reserva de liquidez, que consiste en destinar el 15% sobre lo recaudado por cualquier tipo de ahorros en moneda nacional., para invertir su totalidad en valores emitidos por la citada institución bancaria. Si se tratare de recursos captados por el mismo concepto en moneda extranjera, la reserva de liquidez puede ser invertida en valores de cualquiera de las instituciones del Sistema Bancario Nacional.

En el artículo 43 de la Ley 6970, se establece que «la representación judicial y extrajudicial de la asociación corresponderá al presidente de la junta directiva» y que «En caso de omisió sobre el particular, el presidente ostentará las facultades de apoderado generalísimo de la misma sin límite de suma.»

Se trata de la facultad del presidente de realizar las acciones y operaciones, que por ley, acuerdos de asamblea general o de junta directiva, deba realizar ante terceros, ya sea empresas o instituciones públicas. Es un poder de actuación y representación ante terceros.

En el artculo 46 de la Ley 6970 se indica que «La junta directiva sesionará legalmente cuando se encuentre por lo menos la mitad más uno de sus miembros y sus resoluciones serán válidas cuando sean tomadas por la mayoría de los presentes»

Significa lo anterior que la participación del directivo en la toma de decisiones es presencial y, de acuerdo con el artículo 44 de la citada Ley, «los directores responderán personalmente ante la asamblea general y ante terceros por sus actuaciones a nombre de la asociación». En el mismo artículo se exime de esa responsabilidad a quienes «hayan estado ausentes o hayan hecho constar su disconformidad en el momento mismo de tomarse la resolución».

No hay impedimento legal ni de otra naturaleza para que acuerdos válidamente adoptados por la junta directiva sean modificados posteriormente por ese mismo órgano de decisión, mediante resoluciones también válidamente tomadas, es decir por la mayoría de los presentes, siendo muy conveniente que, expresamente, se indique que la disposición última deja sin efecto la que se está; variando.

No necesariamente, el formulario en línea es solo una herramienta para ayudarle a ganar tiempo al asociado. De no haberlo llenado antes de asistir a las oficinas, ahí; se le brindara el formulario respectivo

Es totalmente dependiente del estudio que se le haga al asociado.

El servicio de crédito le ofrece al asociado varias líneas entre las cuales puede escoger la que se acomode a sus necesidades, y mediante un estudio posterior a la solicitud, se le brindaran cuales son los requisitos. En el servicio de autogestión, el asociado solicitara una única vez el servicio, y se le hará; un estudio previo, una vez hecho este y cumplidos los requisitos, firmara un acuerdo, y este gozara del beneficio cuando esté; disponible para su uso, sin tener que asistir a las oficinas para solicitarlo.

Si, debe de ser asociado y haber cumplido un tiempo mínimo, dependiendo del tipo de crédito que desee, puede ser de tres meses en adelante.

Dependiendo del tipo de convenio, puede que solo tenga que llamar a nuestras oficinas para tener la autorización, o puede tener que asistir a las oficinas con una cotización previamente solicitada al proveedor, para llenar una boleta con el debido convenio;

Podría tener acceso a cualquier convenio, siempre y cuando cumpla los requisitos, y siga siendo asociado de la Asetec

Si se retira de la Asociación el Aporte Patronal se convierte en Aporte
en Custodia y se mantiene en la ASETEC

En el estatuto orgánico de ASETEC el Asociado debe ahorrar obligatoriamente un 5% de su salario.

Es una aplicación que permite al asociado:
1. Visualizar sus estados de cuenta.
2. Actualizar información de su perfil como asociado.
3. Realizar solicitudes de crédito.

Es una aplicación que permite al asociado:
1. Visualizar sus estados de cuenta.
2. Actualizar información de su perfil como asociado.
3. Realizar solicitudes de crédito.

Al revisar el detalle de cada convenio, al asociado se le indica el procedimiento a seguir para el disfrute de cada convenio.

En el artículo 4 de la Ley de Asociaciones Solidaristas No.- 6970, se consignan las diversas actividades que, «para lograr sus objetivos de desarrollo humano integral de los/las asociados/as y sus familias, pueden realizar las asociaciones solidaristas, ya sean mercantiles, culturales, sociales, educativas, artísticas, científicas, deportivas, espirituales.

Para decidir la realización de cualquiera de esas actividades, deben tomarse en cuenta los siguientes aspectos contenidos en dicho artículo:

Que las operaciones mercantiles: adquisición de toda clase de bienes, realización de contratos de toda índole sean lícitas y rentables y que estén en concordancia con los principios solidaristas.

Que estén encaminadas al mejoramiento socioeconómico de los/las afiliados/as.

Que con esas actividades se procure dignificar y elevar el nivel de vida de afiliados/as y sus familias.

Que se promuevan los vínculos de unión de los/las trabajadores/as entre sí y entre ellos/as y sus patronos/as

Que no se comprometan los fondos necesarios para la devolución de ahorros y pagos de cesantía que establece la Ley.

Los acuerdos debidamente adoptados en asamblea general para los casos anteriores, obligan a todos los asociados, aun a los ausentes y disidentes, según el artículo 40 de la Ley.

Sin embargo, las resoluciones de asamblea pueden ser objeto de acciones de nulidad, para cuya gestión los interesados tienen un mes de tiempo a partir de la fecha del acuerdo, con base en el artículo 41 de la Ley 6970. En caso de resoluciones de junta directiva que afecten a un/a asociado/a, este/a cuenta con tres días para presentar la acción correspondiente, según el artículo 50 de la citada Ley.

Generalmente, por medio del estatuto orgánico de la asociación, se incluye una cláusula dentro de los derechos del/la asociado/a, mediante la cual se le garantiza el acceso a la información sobre las actividades de la asociación, así como a los libros legales (secretaría y tesorería) y otros documentos, pudiéndose hacer uso de ese derecho en presencia de la o las personas responsables de los citados libros o documentos.

Si la relación laboral de un/a solidarista ha concluido con la empresa por renuncia a la misma, o cualquiera otra circunstancia, deben liquidársele todos sus derechos económicos en la asociación, según se indica en los artículos 20 y 21 de la Ley 6970, entregándosele, por lo tanto, el aporte patronal, sus ahorros personales y cualquiera otro ahorro o suma a que tuviere derecho, más los rendimientos correspondientes, pudiéndosele deducir de los ahorros los saldos y obligaciones del asociado con la organización. La relación que mantiene la persona con la empresa deja de ser laboral, para convertirse en un contrato de carácter civil y, por lo tanto, termina sus nexos con la asociación.

De acuerdo con el artículo 20 de la Ley 6970, los ahorros de la persona que se retira de la asociación pueden aplicarse a las deudas de la misma a favor de la organización. Pero si esas deudas están garantizadas con hipoteca, procede su cancelación con los ahorros personales solo si así; se estipula en la escritura correspondiente; en caso contrario, la operación crediticia se mantiene en las condiciones pactadas originalmente, aun cuando la persona de que se trate esté fuera de la asociación o de la empresa. Está claro que el aporte patronal no podrá aplicarse a esas deudas, sino que deberá entregarse directamente al/la interesado/a en el caso de la ruptura de la relación laboral por cualquiera de las situaciones contempladas en los incisos b) al d) primera parte- del artículo 21, Ley 6970.

En el artículo 51 de la Ley 6970 se establece que los fiscales pueden ser o no afiliados. En ese entendido, si un fiscal afiliado renuncia como tal a la asociación, o sale de la empresa por cualquier causa, continúa con su responsabilidad de fiscal, a menos que expresamente presente la renuncia al cargo.

;El/la exasociado/a no tiene derecho a los dividendos sobre su aporte patronal en custodia de la asociación, por las siguientes razones:

En el artículo 9 de la Ley 6970 se consigna que los excedentes pertenecen a los asociados, » que pierde quien renuncia, aunque su aporte patronal permanece en la asociación, el cual no se le entrega, porque continúa como empleado de la empresa»

El artículo 8, inciso c) de la citada Ley 6970, prohibe concretamente «hacer partícipe de los rendimientos a terceras personas», entre las que ya se encuentra el exasociado/a.
Lo que puede establecerse es el reconocimiento de un interés sobre ese aporte patronal en custodia, haciendo partícipe al exasociado de las utilidades que genera ese dinero, con lo cual se aplica lo que, al respecto, señala la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia, en su Resolución No.- 2002-00373, del 26 de julio del 2002. Sí debe tenerse presente la resolución de la Sala Constitucional No.- 1999-07663, del 6 de octubre de 1999, en el sentido de que el derecho de propiedad sobre esos dineros lo ejerce el/la trabajador/a hasta que haya salido de la empresa, no antes.

El ahorro mensual fijo del/la asociado/a por el porcentaje establecido en el estatuto orgánico llega a formar parte del patrimonio de la asociación y le permite a aquel/la el disfrute de todos sus derechos como integrante de la organización. Ese ahorro ser entregado al/a afiliado/a solamente en los supuestos consignados en los artículos 20, 21 y 63 de la Ley de Asociaciones Solidaristas No. 6970. Consecuentemente, el ahorro solo puede ser aplicado a amortización o cancelación de deudas del/a asociado/a con la organización cuando la persona interesada se retira de la misma por renuncia, o porque sale de la empresa por cualquier causa.

Según el artículo 9 de la Ley 6970, los excedentes pertenecen a los asociados y el monto que corresponde a cada uno estaría de acuerdo con el aporte patronal y con su propio ahorro. Este se refiere al ahorro mensual mínimo que se establece en el estatuto de cada asociación. Por lo tanto, los otros tipos de ahorro -voluntarios o extraordinarios- no son sujetos de excedentes y, tal como se indica en el artículo 18, inciso a) de la Ley No.- 6970, deben diferenciarse en la contabilidad de la asociación. Lo que sí procede es que, mediante una reglamentación, emitida por la junta directiva de la asociación, se establezcan las condiciones para la administración de esos recursos, entre estas la tasa de rendimiento que se decida aplicar a dichos ahorros

Consecuencia, para el saldo en descubierto que no sea honrado por el deudor, podrá procederse al cobro judicial, de acuerdo con la ley No 8624 del 20 de mayo del 2008

De acuerdo con lo estipulado en el artículo 10 de la Ley 6970, los estatutos de las asociaciones solidaristas deben ser aprobados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, con lo cual este órgano estatal procede a su inscripción, otorgándoles con ello la condición legal para que las asociaciones ejerzan lícitamente sus actividades. El citado Ministerio es la entidad oficialmente encargada de vigilar y controlar estatutariamente las actividades que realicen las asociaciones solidaristas

Los derechos económicos del/la asociado/a que se retira de la asociación pueden pagarse en efectivo, depósito bancario, transferencia electrónica, o cheque. Lo importante es que a la asociación le quede un comprobante fehaciente de que la persona de que se trate ha recibido en conformidad la liquidación de esos recursos económicos.

Contáctenos

Descargue nuestra APP

Copyright © 2020 ASETEC - Derechos Reservados